Magazine Laboral

meeting-593301_1280

¿Acaso es válido que la totalidad de la plantilla actúe como interlocutor en la negociación de un despido colectivo?

Publicado el 12/08/2015 por Iciar Mata Garcia del Valle

Cuando en una empresa no existe representación legal de los trabajadores, y se plantea la necesidad de llevar a cabo un despido colectivo: ¿quién se encuentra legitimado para negociar en nombre de los trabajadores?

Pues bien, en los casos en los que el despido colectivo afecta a un único centro de trabajo, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 41 apartado 4 del Estatuto de los Trabajadores, los empleados podrán elegir entre una comisión de tres miembros escogidos democráticamente entre la plantilla; o una comisión, también de tres personas, designadas por los sindicatos más representativos y representativos del sector, y legitimados para formar parte de la comisión negociadora del convenio que resulte de aplicación en la empresa.

Del tenor literal de la citada ley se puede concluir, por tanto, que no existe la posibilidad de que sean todos los trabajadores los que negocien directamente y en su totalidad con la empresa un despido colectivo.

Pues bien, pese a ello, el Tribunal Supremo, revocando el fallo inicial de la Audiencia Nacional, ha convalidado un procedimiento que se negoció con la totalidad de los trabajadores de la empresa sin que se procediera a constituir una comisión ad hoc en una sentencia (STS 23 de marzo de 2015) que muchos entienden contraria a la reforma laboral.

En concreto,  en una comunicación, la empresa invitó a sus empleados a participar en un periodo de consultas para llevar a cabo un despido colectivo, habiendo acudido a la primera de las reuniones fijadas la totalidad de la plantilla (17 trabajadores). Pues bien, siendo en ese primer momento en el que los trabajadores fueron informados de la posibilidad que tenían de elegir una comisión ad hoc, estos expresaron su voluntad de negociar todos, prosiguiendo la negociación hasta su finalización, con toda la plantilla como interlocutora.

Contrariamente a la opinión a la Audiencia Nacional, para nuestro más alto Tribunal “está claro que en las empresas sin representación legal (…) éstos pueden elegir entre negociar ellos mismos o hacerlo vía representativa (…). Y aunque ciertamente el legislador refiere (…)  que la negociación ha de hacerse por una «comisión de un máximo de tres miembros», el hecho de que hubiesen sido todos ellos -los 17 trabajadores de la empresa- los interlocutores en el periodo de consultas no comporta, contrariamente a lo que ha entendido la Audiencia, vicio de procedimiento que cause la nulidad de la decisión empresarial extintiva (…).

Parece, por tanto, que en este caso se ha aplicado lo que muchos entienden como sentido común, no anulando un acuerdo entre empresario y trabajadores para negociar de una determinada manera, por razones formales.

No obstante conviene puntualizar que esta sentencia no sienta jurisprudencia y que el propio Tribunal ha aclarado que este pronunciamiento “no significa que la Sala de carta de naturaleza a la voluntad de las partes para libremente sustituir la legal comisión ad hoc por la negociación directa de los trabajadores, sino tal sólo que las concretas circunstancias de caso [no excesivo número de trabajadores afectados; voluntad unánime de los mismos para negociar personalmente los despidos; allanamiento de casi la mitad de los trabajadores …], nos llevan a excluir que tal defecto pueda comportar la consecuencia que le atribuye la decisión recurrida”.

Este fallo ha sorprendido bastante, pese a la puntualización hecha por el propio Tribunal en el sentido de que se trata de un pronunciamiento fuertemente condicionado por las circunstancias concretas que lo rodean, y todo ello porque los jueces y tribunales han venido tumbando gran cantidad de despidos colectivos tras la reforma laboral, pese a la concurrencia de las causas alegadas, por problemas de índole formal. Habrá que esperar para ver si finalmente esta sentencia condiciona y flexibiliza la manera de interpretar las formalidades exigidas para la validez de los despidos colectivos.

Este artículo se publicó en Sentencias de actualidad Negociación Colectiva con los tags Despido colectivo Interlocutores válidos Negociación colectiva .

Iciar Mata Garcia del Valle

Icíar Mata García del Valle mad@mmmm.es

Monereo Meyer Marinel·lo

Fundado en 1989, con oficinas en Barcelona, Madrid y Palma de Mallorca y más de 50 abogados, despacho de abogados español de carácter multidisciplinar, intercultural y con un exclusivo enfoque internacional, especializado en asesoramiento a empresas extranjeras con actividades en España, especialmente aquellas procedentes de países germano hablantes, así como a empresas españolas operando en Alemania, Austria y Suiza.

MAGAZINE LABORAL 2008 – 2014

Suscribirse